Gentil Montaña, un legado musical de lo popular a lo académico.

Por: José Daniel Gómez Bautista

2015

Hoy en día es mayor la cantidad de estudiantes que ingresan a profesionalizarse en música con base a diferentes instrumentos, esto gracias al gran número de universidades que ofrecen distintos programas en música. Es común encontrar escuelas que proveen de distintos énfasis, enfoques y especializaciones, las cuales permiten a los estudiantes tener muchos criterios de elección al momento de buscar una universidad. Uno de los instrumentos que mas acogida ha obtenido es la guitarra, que durante muchos años ha sido uno de los instrumentos mas populares al momento de estudiar música. Los estudiantes de guitarra han podido ver cronológicamente como en Colombia la enseñanza del instrumento ha variado a tal punto que las universidades permiten que estudiantes puedan realizar conciertos de grado con obras distintas al concierto de Aranjuez y El Concierto para Guitarra y Orquesta de Héctor Villa-lobos entre otros. Los estudiantes realizan grandes conciertos de compositores latinoamericanos que promulgan músicas populares de cada región natal a la que los estudiantes de guitarra han logrado tener un gran interés en interpretar a lo largo de sus estudios musicales.

Uno de los grandes compositores Colombianos nacido en Purificación (Tolima) es Gentil Montaña, que el pasado 27 de Agosto cumplió 4 años de fallecido. Este gran compositor que fue famoso por haber viajado a gran cantidad de países exponiendo distintos estilos musicales típicos colombianos principalmente de la región andina con su guitarra, es hoy en día uno de los grandes maestros que dejaron un legado musical educativo en el cual lo que llamamos músicas populares se han convertido en un material académico. Por eso expondré a Gentil Montaña como uno de los principales compositores que con su legado musical logró ver en la música popular colombiana principalmente andina, una transformación de lo popular a lo académico o arte sublime que propone Arnold Hauser.

Julio Gentil Albarracín Montaña, más conocido por su nombre artístico como Gentil Montaña tuvo alrededor de 60 años de experiencia musical, compuso 5 Suites Colombianas de 5 movimientos cada una y 14 suites para trío típico colombiano, un concierto para guitarra y orquesta, duetos, cuartetos de guitarra y saxofones y obras para quinteto de cámara. Su formación musical inició en el Conservatorio de Ibagué a los 8 años de edad practicando el violín pero desde los 13 años se dedicó a la guitarra. Estudió con grandes maestros como Domingo González y Daniel Baquero, donde a los 19 años comenzó su carrera como concertista, desde entonces se destacó como el precursor de la guitarra clásica en Colombia. Viajó a Europa a realizar estudios formales en música con maestros como Kakleen Keinell, Blas Emilio Atehortúa y Gustavo Yepes, aprovechando también para realizar grandes conciertos en países como España, Francia, Alemania, Suiza, Grecia, Italia, Estados Unidos e Inglaterra. Ya con toda esta experiencia en Europa, Montaña vuelve a Colombia para ejercer como docente en la Academia Luis A. Calvo de Bogotá, donde muchos estudiantes en su mayoría amantes de la música colombiana se acercaban para realizar sus primeros estudios musicales. También ejerció cátedras en la Universidad Pedagógica Nacional y en el Conservatorio de la Universidad Nacional de Colombia.

Con el gran recorrido musical que ejerció Montaña en vida, el legado musical es muy interesante. Entre las obras mas interpretadas y conocidas en la jerga musical colombiana esta la suite colombiana No4 que se compone de Pasillo, Danza, Bambuco y Porro. Esta obra aparte de conservar sonoridades populares de cada uno de los géneros que conforman la suite, posee un gran contenido académico que denota la formación musical realizada por Montaña. El tratamiento rítmico, la elaboración de melodías a manera polifónica y el manejo armónico hacen ver de esta obra entre muchas mas de Montaña, cómo el repertorio popular de algunas zonas de Colombia ha logrado tener una transformación a ser músicas académicas de interpretación en grandes academias de música.

 

Arnold Hauser en su libro Sociología de arte plantea varias maneras de interpretar el arte: el arte sublime el cual se refiere a una manera individual, vanguardista, refinada, consciente y transcendental de ver el arte. El arte popular se refiere a una manera individual, de moda, “refinada”, consciente y efímera de ver el arte. Por último reconoce el arte del pueblo el cual se refiere al arte como algo atrasado, simple, inconsciente y colectivo.

Si bien la música que solía exponer Montaña no la podríamos catalogar como arte del pueblo al ser ya una música que había salido del campo y era en ese entonces interpretada en varios sitios del territorio nacional por personas con bastante trayectoria musical, era entonces un arte popular que poco a poco se ponía de moda por diferentes agrupaciones que se hacían famosas interpretando músicas del interior del país. Estas músicas en ese entonces no eran catalogadas en su mayoría de casos como arte sublime exceptuando por algunos compositores que ya desde finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX habían desarrollado estudios de músicas europeas y aplicadas a la música popular del momento no solo en Colombia sino en América como tal. Montaña fue uno de estos compositores que ya a mediados del siglo XX con su experiencia como interprete y compositor fue elaborando obras que con intenciones de conservar un lenguaje popular fueron evolucionando hasta llegar a ser un arte sublime propuesto por Arnold Hauser.

En conclusión podemos resaltar la gran labor de Gentil Montaña en el proceso de transformación de la música colombiana de lo popular a lo académico, conservando en su esencia el sentido popular que tienen en especial la músicas del interior del país que durante mucho tiempo fueron expuestas por Montaña en grandes salas de concierto en el mundo y que aun siguen vivas con las composiciones que dejó a los futuros estudiantes de guitarra, obras que le dan la talla a compositores como Agustín Barrios, Heitor Villa-Lobos, Antonio Lauro, Leo Brouwer y Manuel Ponce y que cada estudiante que se enriquezca con ellas, será el encargado de conservar ese legado y aportarle a unas futuras generaciones el valor de lo que hoy en día es un arte sublime con las músicas populares de nuestro país.

Bibliografía:

  1. "Gentil Montaña." Academia de música Gentil Montaña.

  2. <http://gentilmontana.org>. [Consulta: 31 de Agosto de 2015].

  3. Hauser, Arnold. 1977. Sociología del arte, sociología del pueblo: Ediciones Guadarrama.

  4. "Gentil Montaña." Revista semana. <http://www.semana.com/entretenimiento/articulo/quien-maestro-gentil- montana/245695-3>. [Consulta: 31 de Agosto de 2015].

  5. Palacios, Marco. Colombia: País fragmentado, sociedad dividida: Grupo editorial Norma.